PBX+57-604 2640832 | Celular +57-3192896603​ sai@sai.org.co 
Follow us
​​

Comunicado de la SAI sobre la rentabilidad del Proyecto Hidroituango

CONSIDERACIONES DE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA SOCIEDAD ANTIOQUEÑA DE INGENIEROS Y ARQUITECTOS – SAI SOBRE LA RENTABILIDAD DEL PROYECTO HIDROITUANGO Y SU FUTURO MANEJO 

Medellín, 15 de septiembre de 2023 

Ante las preocupaciones de la Gobernación de Antioquia… La SAI ha estado consciente de las recientes preocupaciones de la Gobernación de Antioquia sobre el Proyecto Hidroituango relativas a los siguientes puntos:  Cuestionamiento de los modelos de rentabilidad que ha venido elaborando EPM sobre el Proyecto, según los cuales no hay manera de recuperar las inversiones realizadas y a realizar en el Proyecto. De acuerdo con lo manifestado por la Gobernación, se han estado proyectando las ventas de electricidad generadas en dicho Proyecto a unos valores muy por debajo de la realidad comercial actual del país y de lo que es de esperar en el futuro, ante la creciente demanda de electricidad. Ello, al parecer, da origen a que no se pueda recuperar la inversión.  Bajo estas proyecciones, el Departamento de Antioquia verá frustradas sus esperanzas de ingresos, poniendo en riesgos el futuro del Departamento y su desarrollo. De igual forma, EPM no tendrá dificultades, ya que podrá vender la energía de Hidroituango a precios reales y rentables, los cuales no podrán ser capitalizados como debería ser por el Departamento, socio mayoritario, ni por las regiones, fuente del recurso hidráulico.  Frustración ante la negativa de EPM de responder con mesura y sabiduría a las propuestas hechas por la Gobernación, consistentes en llegar a acuerdos sobre el manejo del futuro del Proyecto, dando por terminada la situación actual y permitiendo que la Sociedad Hidroeléctrica Ituango S.A.E.S.P entre a manejar el Proyecto, desistiendo EPM del mismo a favor del Departamento, dado que no lo consideraría rentable. En esta forma el Departamento desistiría a su vez de las demandas que tiene contra EPM por el no cumplimiento contractual de varios de los hitos del proyecto. Entonces el problema está en que EPM y sus asesores están proyectando la situación financiera del Proyecto bajo condiciones inaceptables para el Departamento de Antioquia. En esencia se ha proyectado una situación en la cual no hay rentabilidad ninguna para sus dueños dado que se están considerando valores de venta del kWh cercanos o menores a los $100, cuando lo previsible es una situación de escasez y precios más cercanos a los $ 300. Mientras se hacen estas proyecciones, EPM podrá percibir los pagos de las deudas y los ingresos reales que resulten, de manera independiente, obteniendo claramente ingresos como operador, que compensarán ampliamente las pérdidas que está proyectando como dueño de algo menos del 50 % del proyecto. Esa una clara situación de debilidad para el departamento de Antioquia, que justamente, en cabeza del señor Gobernador, prende las alarmas, haciendo propuestas que considera claras y justas. Realidad del proyecto: Es admirable la forma en que EPM, sus anteriores contratistas y los que actualmente respaldan el proyecto han logrado solucionar las complejas situaciones originadas en la contingencia, llegando a una clara recuperación del proyecto, que ya ha opuesto en funcionamiento continuo y exitoso dos de las 8 unidades, estando a punto de entrar otras dos. Ya se cuenta con una hoja de ruta para terminar de poner en marcha las otras cuatro unidades. El seguro ha pagado algo más de 4 billones de pesos, que en esencia compensan por los daños y las reparaciones Entonces… se puede considerar que el proyecto va en la dirección correcta. Los precios de la energía son buenos y atractivos y lo serán en el futuro ante un país que necesita energía eléctrica firme, renovable y sostenible para financiar, por ejemplo, sus ambiciosos proyectos de ferrocarriles y transporte sostenible. Análisis de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos - SAI: No puede la SAI dictaminar sobre la realidad objetiva del proyecto en lo que concierne a la economía del mismo y menos en el futuro. Pero si está en capacidad de aproximarse a un análisis propio de la situación del mismo, para contar con criterios que permitan hacer propuestas y sugerencias, siempre pensando en el progreso de la región, en la armonía institucional, en evitar las controversias y enfrentamientos que lleven a la desunión y a mayores sobrecostos. El mayor interés de la SAI es que el proyecto se termine, que se opere como debe ser, que se venda la energía en las mejores condiciones posibles y que haya rentabilidad para los socios, de tal manera que se puedan pagar los préstamos externos y los aportes propios de EPM que han permitido su financiación, bajo condiciones justas para todos, incluyendo al Departamento de Antioquia, dueño natural del proyecto dado que se aprovechan sus cinco grandes recursos; el agua, las montañas, el territorio, el clima y el empuje de sus habitantes . Para su análisis, la SAI ha considerado escenarios en cuanto a la magnitud de las inversiones totales del proyecto y la forma en que se financian. Las inversiones se han estimado con base en las deudas del proyecto a 2021, según reporte preparado por la Contraloría de Medellín. La mayor parte de las deudas corresponde a préstamos a vinculados económicos, en este caso recursos de EPM. La SAI ha aumentado tales deudas con lo correspondiente a los recursos para terminar el proyecto, descontando los aportes recibidos por parte del seguro, que, con los pagos de Mapfre y Sura, alcanzan los $4,3 billones. Ello lo ha hecho bajo tres escenarios. De acuerdo con los escenarios, hay que lograr precios de venta del kWh de electricidad de 148 $(escenario 1), $ 160 (escenario 2) y $ 173 (escenario 3) para lograr los resultados deseados y generar flujos de caja para los dueños dentro de tiempos razonables. Se van a generar igualmente importantes flujos de regalías para las comunidades. Estos precios son factibles y razonables. No parece que se deben esperar precios bajos de ventas. En este sentido parece importante que el Departamento de Antioquia sea un doliente directo en la administración y operación del proyecto. Es importante llegar a acuerdos con sentido de nobleza, de unidad, de respeto y de trabajo conjunto para sacar adelante el proyecto sin dar lugar a mayores sobrecostos, disputas legales y ambientales, evitando controversias y siendo ágiles en el desarrollo de las tareas pendientes, de modo que se generen los esperados flujos de caja favorables. El análisis económico hecho por la SAI, naturalmente no pretende ser determinante, pero sí creemos que aporta elementos para aconsejar las mejores acciones. Está disponible para los interesados en el repositorio de documentos en nuestra página web. 

Junta Directiva SAI.

Comunicado de la SAI sobre la rentabilidad del Proyecto Hidroituango
Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos - SAI 15 de septiembre de 2023
Compartir
Etiquetas
Identificarse dejar un comentario